Métodos de separación de mezclas

Si te interesa tener alguna noción sobre física, química y los procesos que se llevan a cabo durante el estudio, investigación y experimentación en estos campos, sin duda será de tu interés conocer los métodos de separación de mezclas, sobre los cuales te explicaremos en esta oportunidad.

¿Qué son los métodos de separación de mezclas?

Se trata de una serie de técnicas o procesos físicos que se emplean para separar los componentes que conforman una mezcla.

La separación de una mezcla requiere de someterla a cierto tratamiento en particular que la descompone en dos o más sustancias fáciles de diferenciar entre sí.

Uno de los aspectos más importantes es que durante este proceso las sustancias que componen a la mezcla mantienen intacta su identidad, sin ningún tipo de alteración en sus propiedades químicas.

Uno de los principales objetivos de la aplicación de estos métodos es que muchas sustancias se encuentran de forma natural presentadas en mezclas, por lo que para facilitar su estudio individual es necesario separarlas de manera que cada una conserve sus particularidades y propiedades.

De forma general, es común que el método que se elija para la separación de las mezclas dependa del tipo de esta y las propiedades particulares que presenta. Entre estas propiedades que pueden ser aprovechables después de su separación se encuentra la solubilidad, el punto de ebullición y la densidad.

Además, vale la pena mencionar que ,como ya puedes intuir, existe más de un método de separación de mezclas.

Métodos de separación de mezclas

Antes de entrar de lleno en materia, es fundamental que sepas que existen métodos considerados físicos en los que el ser humano no interviene activamente y otros mecánicos en los que sí se amerita su participación; sin embargo, para fines prácticos abordaremos una clasificación de acuerdo con el estado de la mezcla y sus componentes.

En vista de que la idea principal de los métodos de separación de mezclas y su aplicación es poder obtener al menos dos o más sustancias separadas, es netamente necesario saber en qué estado se encuentra cada una de ellas.

En tal sentido, se hace referencia al estado sólido y líquido o una combinación de ambos y con base en esto se elige el método más adecuado para su separación.

  • Separación de mezclas sólidas: podría explicarse sencillamente con un ejemplo, en el que exista un envase de una mezcla de granos y piedras que requieren ser separados.
  • Separación de mezclas entre líquidos: uno de los ejemplos más sencillos y concretos es la separación de una mezcla de agua y aceite.
  • Separación entre sólidos y líquidos: el ejemplo más claro para poder explicar esta situación es una mezcla de un sólido insoluble como el café en polvo y un líquido como el agua.

Métodos de separación de sólidos

Incluye todos los procesos que permiten separar elementos sólidos.

  • Tamización, en donde se separa manualmente la mezcla empleando un tamiz que divide y aparta cada componente.
  • Levigación, se emplea pulverizando la mezcla y aplicando un disolvente que separa en componentes la misma.
  • Imantación, se emplea cuando existen elementos metálicos en la mezcla, que pueden ser separados empleando un imán para atraerlos.

Métodos de separación de líquidos

Permiten separar sustancias en estado líquido con diferentes densidades.

  • Decantación, se emplea de forma individual o complementaria para otros procesos y se utiliza con base en la diferencia de densidades entre las sustancias que componen la mezcla.
  • Cromatografía, responde al principio de capilaridad y segmenta los componentes de la mezcla al desplazar cada sustancia.
  • Destilación, se aplica llevando la mezcla a punto de ebullición y recuperando el más volátil de los componentes por medio de la condensación.

Métodos de separación de sólidos y líquidos

Abarca los métodos que permiten separar elementos en estos dos estados, incluyendo nuevamente la decantación, la levigación y el tamizado, además de otros.

  • Filtración, similar a la tamización pero se emplea un filtro que atrapa el elemento sólido de la mezcla.
  • Lixiviación, se emplea utilizando un disolvente para extraer el componente aceitoso de la mezcla, separándolo del resto.
  • Centrifugado, se lleva a cabo haciendo que la mezcla rote hasta que la fuerza separa cada componente.

Otros que vale la pena considerar son la evaporación y la cristalización.